Laguna de Navaseca

Muy cerca del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se ubica esta laguna, lugar de excepción para la observación de numerosas aves acuáticas.

Numerosa población de aves lacustres habitan la Laguna de Navaseca

La formación reciente de la laguna de Navaseca tiene una curiosa historia. Hace varias décadas, las aguas residuales de Daimiel eran vertidas directamente en este paraje, sin depurar. El filtrado de las aguas se hacía de forma natural por el propio terreno. Obviamente, no es la mejor manera de eliminar los residuos de las aguas, pero era lo que había...

Mas tarde, parece que en un intento por adecentar el lugar y mejorar el filtrado natural del terreno se repobló el lugar con árboles (parece ser que álamos), pero el incremento de población de Daimiel aumentó el caudal de aguas residuales, llegando a ser insuficiente el espesor de terreno para el filtrado natural de las aguas, al estar el nivel freático del acuífero que alimenta el Parque Nacional bastante cercano a la superficien en este lugar. Tal situación hacía que  gran parte de las aguas residuales acababan llegando al acuífero con un insuficiente filtrado. El lugar no pasaba de ser un cenagal de aguas residuales muy cerca de un Parque Nacional.

La solución llegó hace unas décadas, con la instalación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (E.D.A.R.), que se asienta actualmente junto a la laguna. De esta forma, el agua residual ya no se vertería directamente en el lugar. Se comenzó a aportar a la laguna un caudal de agua depurada y de calidad aceptable que finalmente acabaría siendo filtrada de forma natural por el terreno y la laguna.  Pero el constante caudal del agua, acabó formando una laguna de grandes dimensiones y con escasa profundidad, ideal para el asentamiento de aves acuáticas y fauna lacustre.

Paisaje lagunar.


Flamencos sobre las aguas.


Laguna plagada de aves.

Desde que se vertían las aguas directamente sin tratar hasta hoy, tal metamorfosis ha sufrido el lugar, que actualmente se ha convertido en un lugar privilegiado para pasear alrededor de la laguna y para observar multitud de aves acuáticas, que eligen este lugar por su cercanía a las Tablas de Daimiel. A lo largo del perímetro de la laguna, un camino en buenas condiciones y con varios puestos de observación, invitan a pasear y a observar la gran cantidad de aves que pueblan la laguna. Un amplio aparcamiento y varios paneles informativos completan el lugar.

Panel informativo con especies más comunes.

En determinadas épocas del año, la explosión de vida que podemos encontrar es sorprendente y esta Laguna de Navaseca es un lugar privilegiado para la observación de numerosas especies. Simplemente pasear viendo tal cantidad de animales y escuchando su alborotado canto es un relajante privilegio al alcance del que se acerque a este lugar. Muy recomendable no olvidar unos prismáticos.


----- MAPA -----

Comentarios

  1. El milagro existe, crear para recrear y mientras tanto las aves viven y siguen su curso. Una idea que proyecta vida, una entrada muy especial, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La laguna se ha adecentado considerablemente en los últimos años.
      Rosa, gracias a ti por comentar.

      Eliminar
  2. Estuvimos en esta laguna hace unas semanas y hay (muchas) más aves que en las propias tablas 😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre es que en las tablas, las zonas por las que discurren los paseos habilitados quedan lejos de donde suelen situarse las aves. Además, la superficie de las tablas es mucho mayor y las aves están más dispersas.
      En cambio, en esta laguna de Navaseca, es un lugar más recogido donde todas las aves se concentran en un mismo espacio, donde además, queda cerca del camino y puntos de observación, por lo que avistar más aves suele resultar más fácil. Además desde mucho más cerca que en el Parque Nacional.
      Gracias por comentar, Eze.

      Eliminar

Publicar un comentario